Formulario de búqueda en el sitio web
17 de octubre de 2019
Inicio » Noticias » Noticia 

Relatoría de Yo chequeo, tú chequeas: taller de verificación del discurso público

12 de octubre de 2016. Actividades de la FNPI, Comunidad FNPI

Enviando tu valoracion...
Valorado: 4.3 de 5. 3 voto(s).
Haz click en la barra para valorar el elemento.

Introducción

Yo chequeo, tú chequeas: Taller de verificación del discurso público, tuvo lugar el 15 y 16 de julio, en Barranquilla, Colombia. Durante un día y medio Laura Zommer, directora de Chequeado, compartió con 20 periodistas del Caribe colombiano el método de trabajo del medio ganador en 2015 del premio Gabriel García Márquez de periodismo en la categoría Innovación, y habló sobre la importancia de aportar datos verificados al discurso público en el contexto local.

En el primer día del taller, Laura Zommer contó cómo surgió la idea de Chequeado, y presentó la metodología de chequeo de hechos, o fact-checking, en la que su equipo combina herramientas de la ley de acceso a la información pública y el periodismo de datos. Con ejemplos de artículos publicados, la maestra mostró a los periodistas locales cómo distinguir lo “chequeable” de lo que no lo es.

Después de la presentación, los participantes del taller formaron grupos de trabajo para identificar afirmaciones de líderes locales que sirvieran como fuentes de posibles chequeos. Luego cada grupo leyó en voz alta las frases elegidas, y entre todos determinaron la viabilidad de cada una de ellas. Al final del día, los periodistas eligieron una para iniciar su propio chequeo.

Durante la segunda jornada del encuentro, Laura Zommer presentó distintas iniciativas de medios que hacen verificación del discurso público en el mundo, y que son fuente de inspiración para Chequeado. Fabio Posada, editor de Colombia Check, se unió a la jornada vía Skype y habló acerca de los logros y desafíos que tienen al ser el primer medio dedicado al fact-checking en Colombia, y respondió preguntas de los participantes.

Al final del encuentro, los periodistas expusieron el resultado de sus chequeos y reflexionaron acerca de la necesidad de contrastar las declaraciones de los líderes con datos veraces. Además, varios propusieron crear alianzas para iniciar proyectos de fact-checking en la ciudad.

El taller se realizó en el marco de la alianza de la FNPI y Promigas, para promover un periodismo de calidad en el Caribe colombiano y aportar al desarrollo de la región.

 

Palabras clave:

Fact-checking, periodismo de datos, medios digitales, Chequeado.

 

Consejos y herramientas para verificar el discurso público local

 

Hoy más que nunca los periodistas están llamados a aprovechar la gran cantidad de información que se encuentra disponible para contrastar las declaraciones de los políticos y los líderes de opinión con datos verificados. De acuerdo con Laura Zommer, directora de Chequeado, de eso se trata el fact-checking o chequeo de hechos, que gana cada vez más adeptos en los medios de comunicación.

Para la periodista argentina, con este ejercicio el periodismo vuelve a sus raíces y aporta contexto a los temas que están en el debate público. Verificar el discurso público hoy en día implica también reconocer la consolidación de internet y las redes sociales como canales de información, y encontrar nuevas formas de alcanzar, interactuar e informar a los lectores.

En el caso de Chequeado, el objetivo es mejorar la calidad del debate al aportar más datos y menos opiniones. En palabras de Laura Zommer, a través del fact-checking buscan lograr “que las personas no valoren de la misma forma a quien dice la verdad y a quien miente”. 

Replicar el modelo de medio de Chequeado

Desde su creación en 2010, Chequeado ha acompañado el surgimiento de por lo menos otras diez iniciativas de verificación del discurso público en América Latina. Entre estas se encuentran Ojo Biónico de Ojo Público, en Perú; Truco de Agência Pública, en Brasil; El Sabueso Verificador de Animal Político, en México; y el Detector de mentiras de La Silla Vacía, en Colombia.

Durante el taller Yo chequeo, tu chequeas, Laura Zommer explicó que los medios dedicados al chequeo de hechos compiten menos entre sí en comparación con las organizaciones periodísticas tradicionales porque “están haciendo algo en común”.  En este sentido, dio varias recomendaciones sobre cómo emprender y lograr que un medio digital sea independiente y auto sostenible en la actualidad.

La periodista argentina recalcó además que este modelo es altamente replicable y exitoso, porque “no hay ejemplos de proyectos en el mundo que hayan empezado y no hayan captado el interés de la gente”.

Laura Zommer señaló que a la hora de empezar un proyecto es recomendable  acudir a los expertos. “En el mundo globalizado de hoy el que improvisa se equivoca”, aseguró. La maestra contó que, por esta razón, antes de lanzar Chequeado, uno de los tres fundadores se reunió con el periodista norteamericano Bruce Jackson, precursor del fact-checking a nivel mundial. Laura Zommer compartió con el grupo las recomendaciones que Jackson les dio en ese entonces:

-  No le hablen a los convencidos: Los medios nacionales o locales no llegan a muchas personas por la forma que utilizan para transmitir la información. “Conviértanse en el lugar de referencia al que las personas quieren ir para entender aquello de lo que todos los líderes están hablando”, afirmó Laura Zommer.

-  No crean que con su trabajo van a acabar con las mentiras de los poderosos: Su objetivo, en cambio, debe ser trabajar para reducir la impunidad intelectual o para aumentar el costo de la mentira. “Para que no dé igual decir ‘blanco’ cuando es ‘negro’”, ejemplificó.

-  Apuéstenle a los jóvenes: Laura Zommer explicó que la filosofía de un medio como Chequeado contiene cierta irreverencia, porque implica romper con la forma tradicional de trabajar que tienen los medios. Afirmó que para este tipo de proyectos los periodistas que se encuentran al inicio de sus carreras son ideales, pues no suelen tener compromisos o lealtades que les impidan chequear indistintamente a todos los líderes de opinión.

En ese sentido, la maestra describió a quienes trabajan en Chequeado como un grupo de 11 profesionales jóvenes “que no le tienen miedo a trabajar en equipo ni a manejar una tabla de Excel”.

También dijo que un medio dedicado al chequeo de hechos necesita personas que “sepan aprovechar las redes sociales y las herramientas digitales con el fin de que la audiencia puedan participar en el proceso de producción de información”.

Incluyan a un periodista con trayectoria en su equipo: Jackson sugirió que un periodista con experiencia aporta credibilidad y sirve como puente para lograr alianzas con medios tradicionales. Laura Zommer contó que bajo esta recomendación se incorporó al equipo de Chequeado en 2012.

La periodista argentina dijo que cuando llegó a Chequeado tenía dos objetivos en mente: aumentar su impacto y convertirlo en un medio “independiente de sus fundadores y no dependiente de ninguna otra persona o fundación”.

Sobre lo primero, afirmó que luego de cuatro años al frente del proyecto comprobó que un medio debe innovar para continuar creciendo. “Cualquiera que haya empezado un proyecto periodístico sabe que al principio crecen las visitas o los seguidores en las redes, y después llega el fatídico momento de la meseta”, dijo Laura Zommer.

Para combatir ese momento, contó que decidieron crear un laboratorio de innovación en el que, en palabras de la periodista argentina, se dedican a “pensar en cosas que nadie haya hecho antes”. El laboratorio experimenta constantemente con proyectos e ideas nuevas. Según contó Laura Zommer, así han descubierto que si se usa de manera adecuada “el humor puede ayudar a que los trabajos de chequeo lleguen más a la gente”.

La maestra también invitó a los participantes del taller a reflexionar sobre lo que hacen a diario y a imaginar qué podrían hacer distinto. “Muchas veces nos quejamos de que a la gente no le importan los temas ‘duros’. Y hay algo de cierto (...) A nuestro cerebro le motiva más lo empático que es lo que nos puede hacer pensar ‘eso también me pasó a mí’. Pero también es cierto que los periodistas y los medios no han sido muy buenos en contar historias con datos”, aseguró.

Luego, agregó que para distinguir entre las innovaciones que funcionan y las que no, el equipo de Chequeado utiliza datos para evaluar el resultado de sus apuestas. Afirmó que en su caso no solo usan las métricas de lecturabilidad y engagement ─comunes en otros medios─, sino que también tienen en cuenta otros aspectos como las veces en que las personas citan sus chequeos, y las ocasiones en las que alguno de los personajes que chequean se rectifica.

Para ilustrar su crecimiento, Laura Zommer reveló que el año pasado las visitas a la página web de Chequeado aumentaron siete veces en comparación con las del año anterior, y que los últimos tres alcaldes de la ciudad de Buenos Aires los han citado, tanto para validar sus logros o para defenderse. 

En cuanto a la independencia, la maestra señaló que tener distintas fuentes de fuentes de financiamiento garantiza la independencia editorial y operativa del medio. En este sentido, la estrategia de diversificación de fondos de Chequeado se basa en obtener recursos de: donantes individuales, que aportan desde US$5 hasta US$10 mil al año; empresas; actividades propias; y cooperación internacional para proyectos específicos.

Laura Zommer explicó que lo hacen con el objetivo de que el futuro del proyecto no dependa del aporte de cada donante individual. Frente a la curiosidad de los asistentes, hizo énfasis en que el presupuesto detallado de Chequeado se encuentra disponible en la sección de “financiamiento” de su página web.

 

Aprender a verificar el discurso público

Chequeado, ganador en 2015 del premio Gabriel García Márquez en la categoría Innovación, mide la veracidad en el discurso público de Argentina al calificar las afirmaciones de líderes de opinión ─políticos, empresarios, líderes sindicales y periodistas─ con una escala que va de “verdadero” a “falso”, y pasa por valores intermedios como “insostenible” y “engañoso”.

  Lo “chequeable” y lo “no chequeable”

Laura Zommer afirmó que a la hora de verificar el discurso es indispensable distinguir entre lo “chequeable” y lo “no chequeable”. Antes de hablar acerca del método de Chequeado, la maestra utilizó frases emitidas por líderes locales para practicar con los participantes del taller.

Durante el ejercicio indicó que las frases “chequeables” son aquellas en las que los líderes de opinión mencionan datos históricos, hacen comparaciones regionales o internacionales, o se refieren estadísticas y conceptos legales. Laura Zommer también aconsejó a los periodistas que cuando estuvieran frente a una afirmación recordaran que todas las frases que pueden ser contrastables con datos y hechos son susceptibles de ser chequeadas.

Por el contrario, señaló que las expresiones de deseo y las opiniones no se verifican. La frase “no creo que ISIS nos esté ganando”, que dijo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es un ejemplo que Laura Zommer dio para mostrar a los periodistas el tipo de frases que no pueden ser chequeadas.

Agregó que en el caso de Chequeado tampoco verifican temas relacionados con la vida privada de las personas, el espectáculo, el deporte, la religión ni procesos judiciales que estén en trámite en la justicia.

El método de Chequeado

Laura Zommer compartió con los participantes del taller su método de trabajo y contó que cada vez que hacen un chequeo cumplen con un método que consta de ocho pasos. La maestra resumió brevemente en qué consiste cada uno de ellos:

1. Seleccionar una frase del ámbito público: No se chequean afirmaciones que alguien cuenta que escuchó. Las frases originales (tanto en audio, texto o video) deben poder ser consultadas dentro del contexto en el que fueron dichas. Además, para elegir una afirmación consideran tres aspectos:

a.    Quién lo dijo

b.    El tema

c.     La relevancia

2. Ponderar su relevancia: Este paso parte de reconocer que nunca se va a poder verificar todo lo que se dice en una ciudad. Por lo tanto, hay que verificar datos controvertidos para aportar veracidad al debate público. “Si logramos encontrar datos que agregan valor a la discusión, seguimos adelante”, agregó Zommer.

3. Consultar a la fuente original: Preguntar a la persona que dijo la frase por la fuente de los datos que mencionó. A su vez, se le notifica que está siendo chequeada. 

4. Consultar a la fuente oficial: Buscar datos en los organismos que produzcan información del tema. En este punto, la maestra recomendó conocer y utilizar las leyes de acceso a la información pública para conseguir datos del Estado. De acuerdo con Laura Zommer, “hay más información producida que circulando”.   

5. Consultar a fuentes alternativas: Acudir a todos los especialistas que saben sobre el sector o el tema que se está tratando. Estas personas no deben citarse necesariamente en el artículo, sino que pueden decirle al periodista si el análisis que está haciendo del tema es el correcto. También se puede acudir a notas de prensa, discursos, documentos antiguos u organismos internacionales. 

6. Ubicar en contexto: Para Laura Zommer, este es el paso más importante, ya que los datos descontextualizados pueden engañar inclusive más que las opiniones. Para poner en contexto los datos de una afirmación se pueden mirar series históricas o comparar con otros lugares con entornos parecidos (no sólo países limítrofes). En este paso aconsejó que el periodista se haga las siguientes preguntas:

a.    ¿Es la primera vez que sucede un fenómeno?

b.    ¿Por qué sucede? ¿Qué pasa en otros países o distritos?

c.     ¿Es una tendencia de largo plazo o algo puntual de un momento?

d.    ¿Qué medidas o acciones se tomaron con relación al tema?

e.    ¿Hay aspectos que se están omitiendo?

 

7. Confirmar, relativizar o desmentir la afirmación: Esta parte del proceso se puede dar en discusiones entre el mismo equipo de la redacción.

8. Calificar: Chequeado utiliza nueve calificaciones distintas (‘verdadero +’, verdadero, ‘verdadero, pero’, engañoso, insostenible, exagerado, apresurado, discutible, y falso). Laura Zommer indicó que las calificaciones intermedias son indispensables pues la realidad está llena de matices. “En Argentina los grises son menos populares. Pero en el universo hay más grises que blancos y negros”, señaló.

“Es un contrato que establecimos desde el comienzo con el lector”, afirmó Laura Zommer sobre el método. La maestra explicó además que los pasos se encuentran publicados en su sitio web con el fin de que cualquiera pueda aplicarlos y así “chequear a Chequeado”.

Para ilustrar mejor el proceso, Laura Zommer compartió con los asistentes al encuentro un video que resume qué es y cómo se lleva a cabo el chequeo en vivo del discurso presidencial de apertura de las sesiones del Congreso argentino, que Chequeado realiza anualmente.

Además aconsejó a los periodistas que antes de iniciar un chequeo consideren si los datos que necesitan existen y dónde pueden estar. También habló de tener en cuenta el tiempo que se van a tardar en reunirlos o en entender el tema antes de empezar a trabajar. En palabras de Laura Zommer, esto equivale a “fijarse metas alcanzables”.

Periodismo de datos y acceso a la información

Durante las dos jornadas, la periodista argentina recalcó que la transparencia es uno de los pilares de su trabajo. En Chequeado no utilizan fuentes off the record en sus artículos, y ponen a disposición de los lectores todos los datos y los documentos que citan. De esta forma, combinan fact-checking con periodismo de datos y acceso a la información. Para Laura Zommer, precisamente esto es lo que hace de Chequeado un medio innovador.

“El periodismo de datos es aquel que extrae historias, sucesos o incidentes de bases de datos”. Según la periodista argentina, entre las diferentes definiciones que existen actualmente para el periodismo de datos, en Chequeado eligieron la anterior pues consideran que los datos pueden revelar conclusiones, a partir de la búsqueda, procesamiento y análisis.

De acuerdo con Laura Zommer, a pesar de que el periodismo de datos no es una novedad, se ha repotenciado con la evolución de la tecnología, la apertura de bases de datos públicas y las nuevas formas de mostrar la información. Para esto último recomendó utilizar recursos como Scribd y Flickr para subir documentos, así como Google Sheets para organizar y tabular los datos.

Laura Zommer también recomendó a los periodistas locales usar distintas herramientas para buscar y conseguir información y habló sobre el acceso a la información que en Colombia está amparado por la Ley 1712 de 2014. Destacó que través de la presentación de derechos de petición se pueden obtener datos de todas las entidades del Estado, los organismos de control, los particulares que prestan servicios al gobierno (por ejemplo, los contratistas) y los partidos políticos.

En este sentido, la periodista argentina recalcó que el acceso a la información es un derecho humano fundamental, y que “es un instrumento básico para la participación ciudadana en un sistema democrático”. Agregó que los periodistas deben usar esta herramienta para incentivar la rendición de cuentas por parte del poder público.

Uno de los ejemplos que utilizó Laura Zommer para mostrar el resultado de un pedido de acceso a la información pública fue el chequeo que realizaron al ministro de Educación de la ciudad de Buenos Aires y que puede ser consultado en este enlace.

Sin embargo, la maestra también dijo que existe una gran cantidad de datos disponibles en internet, pero que la clave está en saber buscarlos. Para eso, compartió los siguientes trucos para optimizar las búsquedas en Google:

1. Utilizar comillas para buscar frases exactas. Por ejemplo: “población urbana en 1991” o “siempre voy a apoyar esta medida”.

2. Utilizar los signos de más (+) y menos (-), para incluir o excluir resultados. Por ejemplo: muertes+2014+Bogotá (si se quiere solamente ese año) o tratados firmados por Presidente-ONU (para dejar por fuera los convenios hechos por este organismo).

3. Para buscar dentro de un sitio puntual, utilizar site: dirección del sitio. Por ejemplo: escolarización site: www.unesco.org/new/es

4.Para encontrar un tipo particular de archivos, escribir filetype: tipo de documento. Por ejemplo: turismo interno filetype:pdf

“Lo que hay que hacer es pensar en maneras distintas de presentar la información. A veces desde el inicio hay que pensarlas como un audio, un video o un gráfico”, afirmó. Recomendó también construir equipos multidisciplinarios en los que además de periodistas trabajen desde economistas y sociólogos hasta programadores y diseñadores web.

Para los periodistas que estuvieran interesados en conocer más acerca de este tema, Laura Zommer compartió recursos como el Manual de Periodismo de Datos Iberoamericano, La navaja suiza del reportero: herramientas de investigación en la era de los datos masivos y The Data Journalism Handbook.

Por qué hacer fact-checking

Chequeado fue el medio organizador del encuentro mundial de fact-checkers que reunió a los representantes de 96 proyectos activos provenientes de 37 países, en Buenos Aires este año. Según Laura Zommer, el mapa de los medios dedicados a verificar el discurso público crece con gran rapidez, y cada vez más redacciones implementan secciones dedicadas a este fin.

Entre los nuevos medios creados recientemente destacó el caso de Colombia Check; es el primer medio dedicado a la verificación del discurso público en el país. El editor de este proyecto, que al momento del taller completaba 45 días al aire, se unió al encuentro vía Skype y contó que la idea de crear un medio dedicado al fact-checking surgió precisamente luego de asistir a un taller de Chequeado.

Fabio Posada explicó que por la coyuntura que vive el país, actualmente chequean frases relacionadas con el proceso de paz. Como caso de éxito, nombró el artículo El cuentazo de Uribe que fue compartido por más de 2 mil personas y recibió más de 1.300 comentarios. Posada afirmó que el proyecto apenas está comenzando, pero que tienen pensado llegar a chequear frases relacionadas con la próxima campaña y la economía colombiana. “Son temas que los medios tradicionales no están atacando”, señaló Posada.

Laura Zommer también mostró medios que inspiran a Chequeado. Entre estos, destacó las experiencias de fact-checking llevadas a la televisión como ¿Es España la nación más antigua de Europa? de la sección Prueba de Verificación del programa español El Objetivo, y otras que aprovechan las herramientas digitales disponibles como la Conversación de Vox con Obama, de Vox Media.

La periodista recalcó que lo que tienen en común estos trabajos es que no buscan establecer la verdad, sino elevar la calidad del debate. “Nuestro trabajo no es decir cuál es la verdad. Es aportar mejores datos que nos acerquen a la verdad que generen mejores discusiones y preguntas”, reiteró Laura Zommer.

Al final, insistió en que la invitación de quien hace verificación del discurso público es pensar que todo el tiempo nos engañamos. “Nosotros mismos muchas veces reproducimos discursos sin parar a preguntarnos si eso es o no es”, dijo Laura Zommer. Y agregó: “Si reproducimos la agenda, no la reproduzcamos ciegamente”.

Perfil de Laura Zommer

Es periodista, abogada y especialista en acceso a la información. En 2012 creó Chequeado, medio finalista en 2013 y ganador en 2015 de la categoría Innovación del Premio Gabriel García Márquez de Periodismo, el galardón institucional de la FNPI, con alcance iberoamericano. Su propósito es “verificar el discurso para mejorar el debate público y la calidad de la deliberación democrática”, mediante el chequeo de hechos (o fact-checking), el periodismo de datos y el acceso a la información. Ver más en: www.chequeado.com.

Es embajadora en Argentina de Sembramedia.org, una comunidad dedicada a ayudar a emprendedores de medios digitales en español para ser más sostenibles. Desde 1998 es docente de Derecho a la Información en la Universidad de Buenos Aires y, desde 2014, profesora de la Maestría de Periodismo de Clarín y la Universidad de San Andrés, entre otras responsabilidades académicas. Sigue escribiendo para La Nación, diario al  que ha estado vinculada por casi 20 años.


Nombre del taller: Yo chequeo, tú chequeas: Taller de verificación del discurso público
 

Lugar: Barranquilla, Colombia

Fecha: 15 y 16 de julio de 2016

Convocan: FNPI y Fundación Promigas

Maestra: Laura Zommer (@lauzommer)

Relatora: Carolina Arteta Caballero

Volver al listado

comments powered by Disqus