Formulario de búqueda en el sitio web
29 de septiembre de 2020
Inicio » Noticias » Noticia 

El río Magdalena de Gabo

17 de septiembre de 2015. Actividades de la FNPI, Comunidad FNPI

Enviando tu valoracion...
Todavia sin valorar. !Animate a ser el primero!
Haz click en la barra para valorar el elemento.

En homenaje a Gabo a un año de su muerte, la beca GGM tendrá lugar entre Cartagena , Mompox y el viaje por el río que las une, el Magdalena. Tres lugares clave para la vida del escritor.

Si quieres ser parte de esta experiencia, aún estás a tiempo de inscribirte. Conoce más detalles de la beca y todos los requisitos para participar, aquí.

Gabriel García Márquez conocía el río Magdalena como pocos. Durante muchos años lo recorrió cuando iba a Zipaquirá a estudiar, y de regreso a casa en Aracataca. El primer viaje lo hizo en 1943, y en su libro “Vivir para contarla” revive aquellos viajes con nostalgia.

Su literatura también pasó por el emblemático río. En “El amor en los tiempo del cólera”, Fermina y Florentino, recorren el Magdalena a bordo del Nueva Fidelidad, en un viaje que lleva a los dos ancianos al reencuentro amoroso, después de toda una vida. En ese viaje, el río ya no es lo que era, a pesar de eso, ese río agonizante es el lugar donde su amor renacerá. “Fermina Daza no vería los animales de sus sueños: los cazadores de pieles de las tenerías de Nueva Orleans habían exterminado los caimanes que se hacían los muertos con las fauces abiertas durante horas y horas en los barrancos de la orilla para sorprender a las mariposas, los loros con sus algarabías y los micos con sus gritos de locos se habían ido muriendo a medida que se les acababan las frondas, los manatíes de grandes tetas de madres que amamantaban a sus crías y lloraban con voces de mujer desolada en los playones eran una especie extinguida por las balas blindadas de los cazadores de placer”, escribe Gabo.

En “El general en su laberinto”, Gabo revisita de nuevo el río, esta vez con un Bolívar en decadencia, con la idea de terminar sus días en Europa. Con esta obra pudo cumplir su obsesión de escribir sobre el río Magdalena, de describir el ambiente que se vivía en la arteria del país en pleno siglo XIX y de la llegada a Mompox, aquella isla en  medio del río a la que aún hoy se llega por vía fluvial, y que representa a Macondo y el realismo mágico, gracias a su encanto afincado en el pasado.

Por lo que representó el Magdalena en el universo de García Márquez, y su presencia en su literatura, la tercera edición de la Beca GGM, buscará intercambiar experiencias, y fortalecer las habilidades de los participantes en el periodismo cultural en general y el periodismo y la literatura de viajes en particular. Los becarios se sumergirán en las prácticas y dinámicas culturales específicas de las dos ciudades y también del propio río, reporteando y conociendo sus historias, sus protagonistas y su presente, analizándolos desde diferentes perspectivas y dimensiones, contando con materiales y aportes de algunos de sus mejores exponentes a nivel local y mundial.

Si quieres ser parte de esta experiencia, aún estás a tiempo de inscribirte. Conoce más detalles de la beca y todos los requisitos para participar, aquí.

 

Volver al listado

comments powered by Disqus