Formulario de búqueda en el sitio web
17 de octubre de 2019
Inicio » Noticias » Noticia 

Relatoría del Taller de Herramientas Digitales para el periodismo

9 de marzo de 2016. Actividades de la FNPI, Comunidad FNPI

Enviando tu valoracion...
Todavia sin valorar. !Animate a ser el primero!
Haz click en la barra para valorar el elemento.
Foto de grupo del Taller de Herramientas Digitales

Foto de grupo del Taller de Herramientas Digitales

MAESTRA: Margarita María Barrero

EXPERTA INVITADA: Renata Cabrales


¿Cuál es el panorama del mundo de internet hoy? ¿Hacia dónde va el periodismo digital? ¿Cuáles son los retos y desafíos que enfrentamos?, fueron algunas de las preguntas que surgieron los días 28 y 29 de noviembre de 2015, en Albania, La Guajira, durante el taller Herramientas digitales para el periodismo, impartido por Margarita María Barrero, exmacroeditora digital del diario El Colombiano, de Medellín, con la asistencia de la periodista Renata Cabrales, experta invitada y relatora de este espacio, quien al momento del taller se desempeñaba como jefe de redacción digital del diario El Heraldo, de Barranquilla.

En este taller de la FNPI, en alianza con el Cerrejón, participaron 30 periodistas del departamento de La Guajira interesados en el desarrollo y evolución de los medios digitales, muchos de ellos emprendedores de iniciativas periodísticas que crecen en la región y que se pueden apreciar dándole un vistazo a esta lista en Twitter. 

Con el auge de internet, inicia su ponencia Barrero, han surgido nuevos términos de uso diario tales como interacción, viralidad o redes sociales, palabras que muchas veces pronunciamos sin entender su contexto y aplicación. Por ello, cautiva la simpleza con la que la Barrera define el mundo digital: “El arte de expresar y argumentar un pensamiento de manera creativa”. 

“En internet tenemos la oportunidad de ser recursivos, de ir más allá”, dice, dejando ver la relevancia que tiene pensar de manera distinta a la hora de materializar el trabajo periodístico en soportes digitales. 

Si cada minuto en el mundo son publicadas 26.000 fotos en Instagram, 433.000 tuits y se generan 2.460.000 interacciones en Facebook, las oportunidades son enormes, recalcó Barrero, quien también entregó datos generales sobre la conectividad en internet. Y es que según datos del Ministerio de las TIC, en Colombia a la fecha ya hay más de 24 millones de dispositivos y conexiones.

La población del mundo online por región sigue creciendo en el caso latinoamericano, que hoy por hoy tiene 215.939.400 usuarios, y un techo alto todavía para incrementarse. De hecho, el ancho de banda, vital para mayor acceso a la red de redes, en Colombia se duplicó en menos de cinco años, pasando de 20.300 megabytes a 42.500, según cifras de Cisco.

Por supuesto, quienes habían cosechado en el mundo digital desde años atrás hoy están recogiendo frutos en escalones destacados del ‘top’ de los medios de comunicación digital en Colombia. Sin embargo, no deja de llamar la atención el buen posicionamiento y escalamiento de medios digitales con menor infraestructura y, tal vez, menos recursos económicos, como ocurre con Las dos orillas y Pulzo, sitios web que en menos de cinco años ya se encuentran en el listado de los 10 medios informativos preferentes.

 

Agregación y curación de contenidos

Para algunos de los asistentes no es claro qué es y para qué sirve un agregador de contenidos, así que para explicarlo en palabras sencillas se define como el proceso que permite seleccionar y curar información sobre un tema específico. 

 

Surge una nueva duda y nada tiene que ver con la solución a un problema de salud. ¿Qué es curar? ¿Cuál es el papel del curador? Para Tom George, experto curador de contenidos: “Es alguien que encuentra, organiza, presenta y comparte información valiosa de muchas formas, sobre un tema específico, de manera que proporciona al lector su visión sobre el tema, buscando el debate sobre el mismo”. 

 

Guillermo Franco, director de Pulzo, a quien conviene citar en este momento, se lo explicó al Centro Knight de la siguiente manera: “En un mundo sobrecargado de información hacemos el trabajo de decirle al lector lo que creemos que es importante. Ese proceso es el de curaduría”. 

 

Surge la primera polémica del día por cuenta de si agregar y curar contenidos es ético o no, un debate que zanja Barrero explicando que lo importante es ofrecer valores agregados distintos a la información que ya están acostumbrados a producir muchos medios en masa.

 

“¿Quiénes serían nuestra competencia en internet?, pregunta la maestra a los talleristas. Algunos responden en tono bajo que los mismos ciudadanos con acceso a un celular. Cualquier ser humano capaz de producir un contenido y publicarlo en línea puede ser nuestra competencia, asegura Barrero. 

 

Y lo digital, continúa Margarita, no solo se mide por la capacidad que ahora más que nunca tienen los ciudadanos de generar informaciones usando herramientas digitales. “En últimas, lo que queremos lograr es la integración de todas las plataformas, no solo de plataformas tradicionales. Nuestra visión del periodismo ya no solo es impreso y web”.

 

Una visión que representa muy bien la sala de redacción integrada de WeltN24, grupo de medios multiplataforma alemán, en cuya organización trabajan codo a codo ingenieros, periodistas, diseñadores, videógrafos, “todos juntos e integrados, un panorama del periodismo totalmente diferente”. 

 

Barrero destaca el modelo circular con el que trabajan y que contempla una mesa central que reúne las cabezas de cada plataforma de contenidos, un ejemplo práctico con el que Margarita Barrero invita a los talleristas a pensar de otra forma, quienes comentan lo “lejos que están de tener todos estos perfiles en sus equipos”. 

 

Son precisamente las particularidades de un medio digital y los perfiles requeridos para fortalecerlo, los aspectos que dan pie a otro de los temas determinantes en el crecimiento de lo digital: las fuentes de tráfico de un sitio web que, explica Barrero, se dividen en: 

 

1. Tráfico directo: Es aquel que llega a la web cuando un usuario accede directamente a la URL del sitio en el navegador. Por ejemplo, www.elheraldo.co. Cabe en esta modalidad el tráfico que llega al sitio web cuando alguien lo tiene guardado en sus favoritos y simplemente le da clic al sitio guardado. 

 

2. SEO: En español, “optimización para motores de búsqueda”. Es el tráfico que llega al sitio web cuando un usuario hace una búsqueda a través de una palabra o término clave en un buscador como Google. Por ejemplo, “Acuerdo sobre víctimas”. El SEO es necesario para ayudar a los motores de búsqueda a entender el contenido de tu página y si le es útil o no a los usuarios.

 

Margarita Barrero aprovecha para mostrarle a los talleristas los usos periodísticos de Google Trends, una herramienta que permite comparar la popularidad de búsqueda de varias palabras o frases, lo cual a su vez posibilita conocer el nivel de búsqueda de un determinado término durante un periodo. 

 

Los talleristas prueban la herramienta con distintos términos e, incluso, comparan la popularidad de uno con otro. Es el caso de los términos “Arhuaco” Vs. “Wayuu”. 

 

3. Redes sociales: Es el tráfico que llega a tu web procedente de usuarios que navegan en medios sociales como Facebook o Twitter. Cuanto más compartido sea tu contenido, más posibilidades de mayor tráfico desde las redes a tu web. 

 

4. Referencial: Es el tráfico que llega a tu web por enlaces que otras páginas puedan tener a la tuya. 

 

5. E mail: Es el tráfico que llega a tu web procedente de campañas de “email marketing”. Un buen ejemplo son las llamadas “newsletters” o boletines electrónicos diarios que tras ser enviados a los usuarios, generan un retorno de visitas, solo si el contenido o el servicio difundido llama la atención de los navegantes. 

 

En los dos últimos años ha crecido el interés por el “tráfico oscuro” o “dark social”, tráfico desconocido o que no sabemos de dónde viene. Un ejemplo es el tráfico que se da como resultado de compartirle a un amigo un artículo por correo electrónico o vía Whatsapp. Según reportes de empresas de analítica como el mismo Google Analytics, es un tráfico importante, no solo por su volumen, sino porque se puede considerar tráfico reputado o de influencia. Otro ejemplo: Un usuario llega a un contenido a raíz de una recomendación de un amigo por Whatsapp. 

 

“¿Hasta qué punto le damos interés real y genuino a todas estas fuentes de tráfico? ¿Nos conformamos solamente con poner noticias en redes y la portada de un sitio web?”, preguntó a los participantes Barrero, invitándolos a ser conscientes de la importancia de una estrategia sólida.

 

Al debate se sumó Mileydis Polanco, periodista de NotiWayuu, quien dio pistas sobre los retos que tienen los periodistas. “Ese es nuestro reto, lograr que simples historias sean presentadas de manera interesante, más allá de las peleas virales que vemos todos los días”.

 

También lo hizo Jennifer Orozco, otra participante del taller,  quien comentó que sí había adelantado algunas tareas con cada fuente de tráfico, pero de manera poco consciente. 

 

“Nuestra real competencia ya no son los medios”, prosiguió Barrero, quien puso como ejemplo a RedBull y recordó cómo los “mismos usuarios dicen que les encantan los videos de esta marca”. ¿Por qué logran esto?, pregunta. “Porque lo hacen estratégicamente”. 

 

Volviendo al uso de  Whatsapp, que funciona con la lógica de una red social, Renata Cabrales, invitada al taller, compartió la experiencia de Wasapea a El Heraldo, el nombre con el que el diario líder en la Costa Caribe ha llamado al canal más directo de comunicación que ha logrado con la comunidad en los últimos años. 

 

Para empezar, destaca Cabrales, Whatsapp ha crecido en usuarios mucho más rápido que otras redes o herramientas sociales. Hoy hay 900 millones de usuarios de esta aplicación móvil en el mundo, una cifra que se consolidó en menos de tres años de uso y en países donde el acceso a internet no es de destacar, tales como India, Malasia, países sudafricanos, entre otros latinoamericanos como México.

 

La jefe de redacción digital de El Heraldo compartió cinco ideas clave para usar Whatsapp en los medios de comunicación: 

 

1. Indaga y analiza cómo usan Whatsapp otros medios u organizaciones: Antes de que se popularizara el uso de esta herramienta como canal de reportería de asuntos clave que le interesan y comprometen a la ciudadanía, medios como www.eltiempo.com y www.elespectador.com, se estrenaron en el uso de este canal. El primero lanzó un número para distribuir contenidos y abrió un espacio para la “reportería ciudadana”; el segundo ubicó un botón de Whatsapp al lado de las redes sociales convencionales, con el objetivo de que los lectores compartieran los contenidos del diario a través de este nuevo canal. Digamos que esas fueron unas de las primeras y más sencillas formas de usarlo. 

 

Sin embargo, se puede decir que uno de los medios pioneros en el uso de Whatsapp en América Latina para hacer reportería de los hechos de los que han sido testigos los

ciudadanos, fue el diario popular Extra, de la cadena O’Globo, de Brasil, que sintetizó en este video su experiencia.

 

Para Cabrales indagar cómo lo han hecho otros, aunque es un paso obvio, es fundamental para no caer en errores que se pueden evitar. 

 

2. Define un protocolo de trabajo con Whatsapp: Definir para qué usar Whatsapp, qué número utilizar y promocionar, los flujos de trabajo para gestionar el nuevo canal, y los responsables de su operación, son aspectos relevantes en el éxito de la estrategia. Por ejemplo, teniendo en cuenta los objetivos y contexto de cada medio, se podría determinar si solo se usa Whatsapp como medio de difusión y no de recepción de información. En el caso de El Heraldo se definió usarlo como canal de recepción de información, lo que genera mayor inversión de tiempo en los procesos de selección, filtro, verificación y publicación de la información, otro de los aspectos fundamentales en el protocolo de trabajo.

 

3. Crea una base de datos que te permita gestionar los usuarios o usa herramientas como http://www.bluestacks.com/, que optimizan el uso de Whatsapp: Aunque este punto bien podría hacer parte del 2, planear y organizar las relaciones con los usuarios del canal puede terminar siendo un dolor de cabeza si no se hace bien. Gestionar Whatsapp requiere toda la atención y concentración del responsable, que se enfrenta a un canal que la gente concibe como un “call center”, dispuesto tanto a recibir información las 24 horas del día, como a responder e incluso solucionar peticiones. 

 

Lo que permiten herramientas como Bluestacks es guardar los contactos con su nombre y apellido, de manera que cuando ese mismo usuario vuelva a dar un reporte ya lo podremos llamar por su nombre propio y saber con antelación el tipo de comunicación que se ha sostenido con él. 

 

4. Da mayor alcance a los aportes de los usuarios, publicándolos en diversas plataformas: Publicar con periodicidad y de manera sostenida los aportes de los usuarios a través de Whatsapp no solo es un impulso para los usuarios sino una forma de demostrarles que su esfuerzo tiene un retorno de visibilidad y confianza.

 

Explicaba Cabrales en el curso que a los usuarios, además, hay que hacerlos sentir tan “corresponsales” como “corresponsables” de la información. Citarlos, darles crédito o mencionar su autoría son insumos para que sientan mayor compromiso por la autenticidad del contenido que transmiten. En El Heraldo tenemos casos de usuarios que han hecho todas las labores propias de reportería siguiendo, incluso, las recomendaciones del equipo de periodistas. Este es un ejemplo de visibilización de sus aportes.

 

5. Establece un plan de promoción permanente de Whatsapp: Aunque las historias y/o contenidos mismos aportados por los usuarios son una forma de promoción, bien cabe tener una estrategia permanente de promoción de este espacio, que se puede materializar a través de avisos en el periódico impreso, si es el caso, piezas de mercadeo, cuñas radiales, entre otras actividades. El número que se defina para comunicarse con la audiencia es clave: debe ser de fácil recordación. 

 

Antes de que finalizara el primer día del taller, los talleristas realizaron un ejercicio periodístico que consistió en narrar en tiempo real a través del uso de redes y herramientas sociales como Twitter, Facebook, Instagram, Periscope, Videolicious, entre otras aplicaciones, la vida en Albania, La Guajira.

 

Se trató de un ‘tuiterazo’, la forma en que algunos medios han popularizado el uso de Twitter para contar detalles sobre un hecho o tema específico a lo largo de un tiempo determinado, labor en la que emplearon la etiqueta #DescubreAlbania.

 

Dicho trabajo se materializó en la creación de varias historias usando la herramienta social www.storify.com, de la que Renata Cabrales dio las siguientes recomendaciones a la hora de crear una historia: 

 

1. Definir el tema del que se va a crear la historia con antelación.

2. Organizar la estructura de la historia.

3. Seleccionar y tener listo el contenido propio.

4. Buscar el contenido relacionado en redes sociales.

5. Revisar todo el contenido y ajustarlo según el objetivo de comunicación.

6. Una vez terminado, compartir la historia en redes sociales.

7. Notificar a las personas cuyos aportes fueron usados en la creación del storify.

8. Embeber el storify o historia en un blog o sitio web.

9. Monitorear más o mejores contenidos para adicionar una vez publicado. 

10. Monitorear las cifras de visitas y compartirlas con la sala de redacción y áreas interesadas.

 

Fue así como con el material ya publicado en diversas redes, se agrupó todo el contenido en diversas historias que los talleristas elaboraron con la guía de Margarita Barrero y Renata Cabrales. Algunas de estas historias son: 

El último tema a tratar durante el taller se centró en brindarles orientación a los asistentes sobre el uso de redes sociales en un medio de comunicación, específicamente Facebook, Twitter, y en líneas generales Snapchat e Instagram.

 

“En redes sociales no solo se trata de compartir contenidos. La estrategia es fundamental”, empezó afirmando sobre este particular Margarita Barrero. Lo primero que hay que definir, agrega, es cuál es mi objetivo al tener presencia en redes sociales, cómo lo voy a lograr, con qué herramientas, analizando siempre cómo se comportan los usuarios en cada contexto, un aspecto que tiene una relación intrínseca con la métrica o analítica social.

 

 

Recomendaciones para Twitter

- Seleccione la información,  no publique todo.
- No regale toda la información en 140 caracteres
- No use la extensión completa de un tuit.

- Incluya al menos un hashtag para agrupar con una palabra un tema

- Para que lo retuiteen sea relevante y use los nombres de usuarios con el signo @

- Converse con los usuarios

- Si antes de enviarlo lo lee y no lo entiende, nadie lo hará.

- Si necesita acortar el texto comience por los artículos: el, la, los, las (siempre que no cambie el significado del texto original).

- Respete todas y cada una de las reglas ortográficas, inclusive en los hashtags.

- Pida ayuda y segundas opiniones.

- Utilice fotos para lograr mayor alcance.

- Tenga clara una frecuencia de publicación.

- Cree estrategias de interacción temáticas.

 

Recomendaciones para Facebook

 

- Prefiera las fotos sobre los vínculos sin acompañamiento. Generan más interacción.

- Sea creativo, planee cada publicación desde el momento en que se está gestando la nota.

- Añada subtítulos o datos significativos a sus fotos (cree memes)

- Optimice sus publicaciones para ser virales.

- Genere debate, postule ideas para discutir, escoja información que usted compartiría en

su muro.

- Cree una estrategia para determinar el tiempo de publicación entre una nota y otra (la

frecuencia es importante).

- Tenga un gancho en la redacción para que genere el llamado a la acción y las personas

quieran hacerle clic a sus contenido.

- Busque contar lo mismo que todos pero de manera diferente.
- Trate de tener siempre un link para llevar tráfico a sus web.

- En caso de ser necesario retitule para ser más llamativo en redes.

- Nunca mienta para conseguir tráfico.

- Si se equivoca: no tema a reconocerlo en las justas proporciones y deje con vida el post del error por un tiempo.

- Utilice fotos y videos para capturar la atención pero no diga todo en éstos.

- Hágale preguntas a la audiencia para generar interacción.

- Diferencie el contenido frío del caliente mediante etiquetas, hashtags o plantillas de imagen.

 

Barrero también compartió lo que llamó una lista de verdades y falsedades acerca del uso de redes sociales. 

 

  • Si entro en las redes sociales mi contenido será compartido por millones de personas. ¡Tendré millones de visitas!

Falso

 

  • Poner botones sociales en mi sitio, garantiza que cada cosa que haga será compartida y aseguro mi tráfico social.

Falso

  • Los medios sociales son una gran herramienta para que el buen contenido se difunda, pero no todo el contenido es bueno ni relevante.

Verdadero

  • ¿Verdades? Si tengo calidad en mi sitio web, la gente llegará a este por los diferentes canales que use para difundir mi trabajo (y si además, claro, le pongo esfuerzo).

Verdadero

 

Para la periodista Margarita Barrero el cerebro de los usuarios adora este tipo de actividades, razón por la cual las recomienda sin abusar: 

  • Las listas
  • Los personajes que aman u odian.
  • El contenido aspiracional.
  • Las cifras y datos concretos.
  • Los gatos, los gatos, los gatos.

 

Antes de finalizar el taller, Barrero compartió con los talleristas detalles sobre Snapchat e Instagram, dos aplicaciones móviles que cada vez ganan más adeptos en el mundo en internet, muy usadas por “millennials”. 

 

Sobre Snapchat expresó: 

 

• Tiene 100 millones de usuarios activos al día, según datos de Evan Spiegel.

• Obtuvo 100 millones de dólares al año en ganancias.

• Buscaba compartir fotos atrevidas que desaparecen en segundos

• Es una buena vitrina de diálogo para los usuarios.

• Incluye videos, narración, imágenes y textos.

• No genera tráfico/ Sí, marca.

• Contenido para móvil

 

En cuanto a Instagram, aseguró: 

  • Tiene 400 millones de usuarios mensuales.
  • Es completamente visual.
  • Lo más importante son las fotos y, por eso, los efectos son fundamentales.
  • Navega a través de etiquetas.
  • La calidad va antes que la cantidad.
  • Permite hacer videos.
  • Permite compartir el contenido en otras redes sociales.
  • Use hashtags específicos y no generales.
  • No necesita traducción / es universal.

 

Barrero también se refirió a la era del video en internet y mencionó casos simpáticos como el del video más visto en el 2014: El perro-araña. “El problema no es el tema, el problema es la estrategia”, repuntó. 

 

De igual forma, citó el caso de los “youtubers” y cómo han cambiado las opiniones en internet. Un buen ejemplo es JaramiShow, Juan Pablo Jaramillo, quien con su postura armó un interesante debate sobre la homosexualidad. 

 

Barrero se detuvo en las nuevas formas que crean los productores de contenidos para narrar historias en video, tal y como lo hizo recientemente la BBC al invitar a la cantante Adele a disfrazarse de ella misma en un concurso de imitadores. 

 

El debate sobre qué tan viejo es lo nuevo también tuvo cabida en el taller. “Las trivias siempre han existido. Lo que cambia es el formato. En 1981 un gato fue portada de Times”, señaló la ponente, recordando que “la función del periodista no va a cambiar. Lo que tiene que cambiar es dejar de pensar que el periodismo es y va a seguir siendo lo que fue”.

 

Una opinión que completó muy bien la tallerista Marisol Ramírez a manera de advertencia: “No podemos quedar rezagados frente a lo digital, frente a estas herramientas que nos van a ayudar a hacer mejor nuestro oficio. El periodismo se acaba cuando usted decide quedarse atrás, quedarse rezagado”.

Volver al listado

comments powered by Disqus