Formulario de búqueda en el sitio web
19 de agosto de 2018
Inicio » Recursos » Textos » Palabras de Jaime Abello, director de la FNPI 

Palabras de Jaime Abello, director de la FNPI

Monterrey, México, 2003

En nombre de las entidades organizadoras de este certamen, CEMEX y la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, les doy la más cordial bienvenida a esta ceremonia en la que premiaremos los mejores trabajos de periodismo de internet, radio y televisión en América Latina de los últimos dos años, y en la que también rendiremos homenaje a don José Salgar, un gran periodista colombiano, con 70 años de dedicación ininterrumpida al oficio, cuyo trayectoria y valores merecen ser resaltados ante sus colegas más jóvenes de todo el continente.

El Premio Nuevo Periodismo CEMEX-FNPI es una iniciativa estructurada como una alianza estratégica de la Fundación Nuevo Periodismo, que tiene su sede Cartagena de Indias, Colombia, con CEMEX, una empresa latinoamericana de alcance global nacida en Monterrey, con el objetivo de promover la excelencia en la práctica del oficio y distinguir a los periodistas sobresalientes en los países de América Latina y el Caribe.

El presidente de la Fundación, Gabriel García Márquez y el Director General y Presidente del Consejo de CEMEX, ingeniero Lorenzo Zambrano, firmaron el acta de creación del Premio en octubre de 2000 y en abril del año pasado entregamos en esta misma sala los premios de mejor texto periodístico a Claudio Cerri de Brasil, mejor fotografía periodística Diego Levy de la Argentina, y el premio de Homenaje a don Julio Scherer, quien desde México ha dado a América Latina una lección de vida y dignidad en su lucha por un periodismo independiente y crítico.

En la segunda convocatoria que hoy premiamos, recibimos 110 trabajos en la categoría de internet; 113 en radio y 174 en televisión. Provenían de 21 países del continente, incluyendo a medios latinos en Estados Unidos y Canadá.

Sumando ambas convocatorias ya son casi mil trabajos los que han sido postulados y que nos enseñan mucho del periodismo que se hace en lenguas española y portuguesa a lo largo del continente. Leerlos, verlos y escucharlos es una oportunidad excepcional. Este Premio es una especie de atalaya que permite ver al mismo tiempo el bosque y cada uno de sus árboles. Con el premio no solo buscamos cuáles son los trabajos sobresalientes, sino los trazos de un mapa de nuestro periodismo y también del mapa periodístico de un continente del cual todavía hay territorios, no solo geográficos, por descubrir para conocernos mejor.

Es por ello que CEMEX y la Fundación hemos aprovechado este encuentro en Monterrey para hacer con los 50 directivos, editores y periodistas de 15 países que hoy nos acompañan, una Mesa Redonda sobre ética, calidad y empresa periodística, con el apoyo sumado por una gran entidad promotora del desarrollo latinoamericano, como es la Corporación Andina de Fomento - CAF. Mañana tendremos aquí en Monterrey un seminario para que los autores de los trabajos ganadores y finalistas nos cuenten cómo fue que los hicieron. Tanto los trabajos premiados (excepto televisión, por razones técnicas) como las relatorías de estos encuentros, y los del año pasado, estarán disponibles en el sitio de Internet: www.nuevoperiodismo.org

Allí pueden encontrar también las bases de la tercera convocatoria que nuevamente premiará con 25.000 dólares los mejores textos y fotografías periodísticas y con 30.000 dólares a un periodista homenajeado.

Este evento marca el cierre de la segunda convocatoria. Son muchos los que algo han tenido que ver con ella, pero quiero agradecer en particular a nuestro Consejo Rector, a los amigos del área de comunicaciones de CEMEX y mis colaboradores de la Fundación, a los integrantes de los comité de preselección, que revisaron y calificaron uno por uno centenares de trabajos y autobiografías. Finalmente a los miembros del jurado internacional que interpretaron la filosofía del Premio al escoger como ganadores y finalistas unos trabajos excelentes cuyos autores nos acompañan hoy. Mil gracias a cada uno de ellos por su entusiasmo y por ayudar a construir este sueño.